Fundación del Oratorio

La fundación del Oratorio de San Felipe Neri de Porreres se debió a la generosidad del piadoso sacerdote Rvdo. Juan Barceló Mora ex ecónomo de la iglesia parroquial y a la encomiable labor del p. Francisco Molina Guardiola C.O. restaurador de la Congregación de Oratorio de Palma.

En su testamento el Rvdo. Juan Barceló legó a la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri una casa y solar anexo para la fundación de dicha Congregación en Porreres. Murió el virtuoso sacerdote día 31 de julio del año 1854 pero la Congregación de Palma, beneficiaria del testamento, atravesaba por aquellas fechas una difícil situación que de hecho obligó a posponer la nueva fundación hasta el año 1885. En esta fecha se iniciaron las obras necesarias para la instalación de la Congregación del Oratorio en Porreres.

En el año 1891, día 8 de noviembre se instaló canónicamente la Congregación y con rapidez se inició la construcción del actual templo y la parte más antigua del convento.

Concluyeron las obras el año 1911, se bendijo la nueva iglesia aunque en verdad se continuó trabajando incansablemente durante años en obras posteriores.